domingo, 30 de diciembre de 2018

Reseña | 3%, una serie original de Netflix | Series


  3% 

El proceso ya ha empezado


«Vosotros sois los creadores de vuestro propio mérito.

Y no importa lo que suceda, os lo merecéis»






Un mundo dividido entre el progreso y la devastación. El vínculo entre los dos lados, las barriadas sobrepobladas y una isla paradisíaca, es un riguroso y difícil sistema llamado el Proceso.

A todo el mundo en el continente se les es dada una oportunidad para pasar por el Proceso, superarlo e ir a Alta Mar para vivir una vida mejor.

Sin embargo, solamente el 3% puede lograrlo.




Sobre Netflix

Netflix es la servicio de entretenimiento líder en Internet con 130 millones de suscripciones en más de 190 países en cuanto a series televisivas, documentales y películas pertenecientes a una gran variedad de géneros e idiomas. Los miembros pueden disfrutar de tanto contenido como, cuando y donde deseen. El contenido puede ser pausado y resumido, e incluso mirado de nuevo, todo sin intermedios comerciales ni otras desventajas.





Datos técnicos

Título: 3%
Creador: Pedro Aguilera
Productor: Netflix
Género: Serie / Distopía / Thriller
Temporadas: 2
Episodios primera temporada: 8
Duración de los episodios: 50 minutos aproximadamente
Año: 2016
Idioma original: Portugués
Disponible en español: Español Latino / Audio / No Subtítulos






Análisis y opinión personal (contiene spoilers) 

El año pasado me miré el primer episodio de la serie y no me llamó mucho la atención, pero recientemente he empezado a mirar 3%  de nuevo en Netflix, hasta que me he terminado la primera temporada y, la verdad, tengo mucho que contar.

3% es una de esas series que, con solamente leer la sinopsis, se merecen ya una oportunidad. En 3% se nos presenta la premisa bastante atractiva, la mayoría de la población vive en completa pobreza en lo que es llamado el Continente, mientras que solamente un tres por ciento vive una vida de bienestar en la Mar Alta.

Nada más empezar con el primer episodio, es de notar como la población del continente es retratada. La manera de actuar de los actores además de los visuales para representar la pobreza del lugar son los mejores puntos de la serie. Y a medida que la historia y los episodios progresan, es impresionante que gran talento los actores tienen.

Y eso es todo.

Por desgracia, ahí es donde se acaba todo. Mirando 3% ha sido una de las experiencias más frustrantes que he tenido con una serie televisiva en mi vida.

Normalmente no suelo reseñar libros o series que no son de mi agrado, pero tras acabar la primera temporada de 3%, me dirigí a nuestro querido Internet para ver qué es lo que la gente opina sobre la serie. Sorprendentemente, casi todas las reseñas son positivas, por no decir todas. Y por eso mismo, por la escasez de reseñas negativas, aquí os traigo mi no tan popular opinión sobre la serie.

Leyendo reseñas online sobre 3% me recordó a Eurovisión 2016 y la actuación de Portugal.
Por favor, decidme que no fui el único quien pensó que Portugal no merecía ganar.


Antes de continuar, quiero dejar claro que de ningún modo estoy criticando a aquellos a quien les ha gustado la serie y la han disfrutado, y que tampoco estoy tachando 3% como una mala producción. Yo solamente estoy compartiendo mis opinión personal sobre la serie.

Primero de todo, me gustaría hablar sobre los personajes. Los personajes y el desarrollo de éstos es el factor principal que se ha interpuesto entre la serie y yo como espectador. Incontables han sido las veces que he tenido que pausar los episodios para pararme a pensar qué estaba pasando con tal y cual personaje.

Los personajes, para aclarar pues lo he visto mucho en las reseñas que he leído hasta ahora, no se han de confundir con los actores. Los actores, como he mencionado más arriba, fueron de lo mejor, muy impresionante y mucho talento.

Los personajes, por otro lado, fueron lo peor de la serie, en mi opinión. Desde la manera de presentarlos hasta el desarrollo de éstos. Especialmente el desarrollo.

Ya en el primer episodio se nos presentan claramente los personajes principales, cosa que a mi parecer fue un poco redundante puesto que más adelante tenemos un episodio más o menos dedicado a cada uno de ellos. Esto no es nada malo, lo malo viene cuando cada uno de los personajes tiene su propio episodio dedicado y literalmente destruye todo lo que se nos había presentado sobre éste con anterioridad. Aunque a veces, para variar, también nos saltan personajes de la nada en pantalla, que a primera vista parecen importantes, pero que acaban siendo desechados dentro de dos episodios, como es el caso del personaje de Ágata.

Como podéis ver ahí, el desarrollo de los personajes colisiona con la manera de narrar la historia. Al principio puede dar la impresión de que es una manera bastante inteligente de narrar la historia y, ala vez, dar profundidad a los personajes, pero a la hora de la verdad, la manera de ejecutar todo esto nos resulta en momentos que confunden al espectador y que rompen al personaje.

Para poneros un ejemplo, Marco Alvares se nos presenta como un chico procedente de una familia rica, cuyos miembros siempre han conseguido pasar el Proceso. Aparentemente, se trata de una persona con valores y bien educada. En el cuarto episodio se nos presenta, a través de flashbacks, su historia . Los participantes se encuentran atrapados en los dormitorios y gracias a las habilidades de liderazgo de Marco, llegan a la conclusión de que deben de trabajar juntos para conseguir comida y agua. Pasando todos la prueba.

Puesto que no todos pueden pasar a la vez, las reglas de la prueba cambian y ahora todos los participantes tienen comida y agua que deben de repartir entre ellos mismos para demostrar sus habilidades de convivencia.

Marco, repentinamente, se vuelve loco porque cree que la verdadera prueba está en forzar las puertas y escapar. Obviamente, nadie le ayuda y éste se vuelve loco, llegando a matar a una participante y creando una especie de régimen autoritario. Además de confiscar la comida y agua de todos sus compañeros. Todo esto en menos de 24 horas. Y al final acaban matando a Marco mismo.



Eso, para mí, es lo peor que puedes hacerle a tus personajes. Hasta que llegó el capítulo final. Ezequiel, supuestamente el villano de la serie, es literalmente destruido como personaje.

Ezequiel es la persona actualmente en cargo del Proceso. Durante la serie entera, se nos muestra como una persona bastante normal. Mientras que está dedicado a su trabajo de una manera muy humana, también rompe algunas leyes para visitar un niño de las barriadas y cuidarlo. Eso, construyendo un personaje bastante racional y, sorprendentemente para un villano, humano y con buena fe.

En uno de los episodios incluso ayuda a la participante Joana a ayudar al resto de sus compañeros a superar una prueba. Incluso se nos presenta su historia a través de flashbacks, como la de otros personajes,  demostrándonos que difícil ha sido para él continuar con su trabajo y aceptar que su mujer se suicidó.

Llega el último capítulo de la temporada y, puesto que la serie estaba corta de personajes principales ya que todos habían sido destrozados de una manera u otra, sólo les queda Ezequiel por destrozar.

Ezequiel pues decide poner a prueba a Joana después de que ésta y otros candidatos hayan pasado el Proceso. ¿Y cómo lo hace? Obligándola a matar a un criminal. Joana, racionalmente, decide que ella no es una asesina (aunque ya hubiese matado a una persona durante el Proceso) y por lo tanto no va a matar a nadie. Ezequiel se vuelve loco y la echa fuera del Proceso (aunque, legalmente, ella ya había pasado). De golpe, Ezequiel es un ser despreciable que solamente quiere personas no humanas como él mismo. Dafuq.



Y como esos dos ejemplos, os podría hablar sobre todos los demás personajes, pero entonces no acabaríamos nunca. Los únicos personajes que mágicamente se salvan de todo esto serían Rafael y Aline.

Aunque otro personaje que si que cabe mencionar es Michele, la supuesta personaje principal. Y digo supuesta porque, en serio, Michele es el personaje más aburrido, llano e inútil de toda la serie. Ahí lo dejo.

La historia, a parte de la confusa y desorganizada narración, también está llena de inconsistencias y agujeros argumentales. Como por ejemplo, el hecho que el Proceso disponga imágenes de las caras de los participantes, que son reconocidos por el chip que llevan detrás de la oreja, pero que nunca les salgan las imágenes incorrectas de Rafael o Joana, pese a llevar ambos un chip que no les pertenece.

O por ejemplo, cuando intentan envenenar a Ezequiel y nadie sabe quien pudo haber sido. A pesar que Michele ha estado actuando muy extrañamente antes y después del intento. A pesar de las cámaras de vigilancia. A pesar que Michele actúa de manera extraña al ser interrogada.

O por ejemplo, cuando los médicos del Proceso le muestran a Fernando, quien es parapléjico, que éste puede ser curado para que vuelva a caminar de nuevo, Fernando parece ser el hombre más feliz del mundo. Pero más adelante es revelado que Fernando no quiere ser curado (?), por lo tanto odia el Proceso (??), pero a su vez decide continuar con las pruebas (???).

Y hablando de pruebas. Se supone que solamente un 3% puede pasar las pruebas e ir al Alta Mar y dado que se nos presenta el Proceso como una especie de entidad malvada, es de esperar que las pruebas sean difíciles y sangrientas.

Primera prueba, construye nueve bloques con las mil piezas que te son proporcionadas. Cuarta prueba, trabaja en conjunto con tus compañeros para conseguir comida moviendo unas palancas. Última prueba, sobrevive a tus padres apoyándote para continuar con el Proceso.



De ocho episodios que tiene la primera temporada, fue en el cuarto cuando la serie empezó a desagradarme y con cada episodio que iba viendo, la experiencia se volvía más y más desagradable y frustrante.

Como una pequeña cosa que me molestó un poco, los efectos especiales son bastante pobres. En comparación con otras series o películas del mismo género, 3% es muy pobre en efectos especiales. No es nada especial, pero es algo.

*

En resumen, 3% es una serie que no he disfrutado viendo. Pese a la gran premisa y el talento de los actores, la serie no se salva de la pobre narración y del terrible desarrollo de los personajes.

2/10



3 comentarios:

  1. Hola!
    Yo empecé a ver la serie hace unos meses, pero no pasé del primer capítulo, pensaba retomarla pero tras leer tu opinión lo dejaré pasar porque la verdad que hay muchas series de este estilo que puede valer más la pena.
    Gracias por la reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, hay muchas series del mismo género o estilo que valen más la pena mirar que 3%.
      Gracias a ti por comentar, un saludo!

      Eliminar
  2. Hola me gusta mucho cómo explicas capítulo a capítulo y como describes a cada uno de los personajes es como si estuviera viendo la serie la verdad sentía curiosidad por verla pero después de haber leído como lo as relatado y tú opinión creo que ya no tengo tanta curiosidad gracias por todo el tiempo que dedicaste para todos los que te seguimos

    ResponderEliminar