lunes, 29 de mayo de 2017

Traducción | Los hombrecillos de los candelabros | Leyendas de Frisia Septentrional

Leyendas y cuentos de Frisia Septentrional es un libro publicado por la editorial Husum en 1988 como un recopilatorio de cuentos e historias de dicha región en alemán, bajo alemán y frisón.


*


Hoy os traduzco la leyenda número 32, «Los hombrecillos de los candelabros», de la sección Apariciones.

«Los hombrecillos de los candelabros» (Die Leuchtermännchen) es una muy corta leyenda que habla sobre unos pequeños seres portadores de lo que vendrían a ser farolillos o pequeños candelabros. Suelen aparecer de noche y supuestamente tienen forma humanoide.


*


Al hablar de los hombrecillos de los candelabros, hablamos de avistamientos en zonas de la isla de Föhr.
Curiosa es la similitud de dichos hombrecillos con los Odderbaantjes (también llamados Odderbaanki, Unnerseke, Önnereske, entre otros nombres), quien también son famosos seres pertenecientes a la mitología de Alemania del Norte y que también habitan en la isla de Föhr.

Los Odderbaantjes u Odderbaanki, como se refieren a ellos en la isla de Föhr, son pequeños gnomos (Zwerge), y como tales, viven bajo tierra. Lo que hace especiales a estos gnomos es su naturaleza traviesa, que puede llegar a ser malvada. Les encanta hacer travesuras y engañar a la gente, se dice.

Antes de buscar información para escribir esta entrada, lo único que conocía sobre los Odderbaantjes era una antigua leyenda que me explicaron hace tiempo, que narraba cómo un hombre se hacía rico gracias a estos hombrecillos. Eso sí, se destacaba lo bordes que eran los seres.

Por esto, me atrevería a relacionar a los Odderbantjes con los Leprechauns irlandeses. Pero tomad esto con pinzas.


*


El origen de los hombrecillos de los candelabros puede ser atribuible tanto a los Odderbaantjes como a los Fuegos Fatuos.

Imagen alterada para parecer un Fuego Fatuo

Los Fuegos Fatuos (Irrlicht en alemán o Will-o'-the-Wisp en inglés) son extrañas llamas, usualmente de un color azulado, que aparecen sobre superficies de agua por la noche. Del mismo modo, los hombrecillos de los candelabros también aparecen en lugares con agua.

Vale la pena remarcar que, mientras en la mayoría de culturas, estos fuegos eran vistos como apariciones de muertos, en la cultura irlandesa y la danesa (entre otras del norte de Europa) se creía que éstos indicaban que bajo el lugar en donde aparecían, un tesoro podía ser encontrado.


*


En la actualidad, el término Leuchtermännchen se refiere a pequeños candelabros, normalmente de bronce, con forma humana. Desconozco cuál Leuchtermännchen dio nombre a cuál, pero sin duda podemos hablar de una clara relación entre la figura mitológica y el objeto.



*


Y bueno, ahora ya, pasemos a la corta traducción de la leyenda. 


*



32. Los hombrecillos de los candelabros



Los hombrecillos de los candelabros eran una especie de gnomos, similares a los Odderbaanki. Se paseaban principalmente de noche por valles y tierras bajas que habían sido cubiertas por el agua. Pero sobretodo aparecían por las poblaciones de Hedehusum y Witsum. En estos lugares es donde uno podía ver por la noche a los hombrecillos de los candelabros con sus enanos farolillos, como éstos se movían rápidamente por los campos y entre los céspedes. Nunca hicieron nada malo a nadie, pero uno prefería apartarse de su camino. 


*


5 comentarios:

  1. No he podido evitar pensar todo el rato en Lumière, a pesar de que son clavaditos a los Leprecaun jajajaja
    Me encantan este tipo de entradas. Como buena Filóloga clásica adoro la mitología de cualquier parte del mundo y conozco poco de la alemana, por eso me gusta que nos expliques este tipo de cosas. Un placer leer tus traducciones sobre las leyendas y la información que proporcionas.
    ¡Un saludo enorme desde A medio kilómetro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paquibell!
      Me alegro que te haya parecido interesante y te gustara.
      Muchas gracias por tu comentario, ¡un saludo!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que prácticamente no conozco nada de mitología alemana pero sí de otros países y resulta curioso como a veces las historias se asemejan. Me ha gustado mucho la explicación que has dado.
    Al principio me recordaba un poco a cuando se habla en Galicia de la "Santa Compaña" que siempre suele haber una hilera de luces extrañas que suelen ser las almas portando velas, de ahí esa parte que comentas que se relaciona con la muerte en muchas culturas.
    Pero sí, parece que tienen basatante similitud con los Leprechauns de Irlanda.
    Gracias por tus traducciones, me parecen muy interesantes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mitología alemana no es que sea muy conocida fuera del país... supongo que ha sido un poco absorbida por la mitología nórdica. Pero sí, es muy curioso como hay tantas similitudes.
      Pues no había escuchado nunca sobre la "Santa Compaña", indagaré un poco.
      Muchas gracias a ti por leerlas.
      Un saludo.

      Eliminar