viernes, 23 de junio de 2017

Noticias en la Estación | Optimizada la versión de móvil

Hoy me alegra anunciar, que por fin he optimizado la versión móvil de la Estación del 24.

*

Os presento la

Estación del Veinticuatro 2.0




Debido a que las visitas provenientes de teléfonos móviles suponen una gran parte de las visitas totales de la página, decidí actualizar la vista móvil de la Estación del 24

Más que nada, porque soy consciente que obligar a estos usuarios a usar la vista de escritorio en su teléfono móvil es una gran tortura.


Hace algunas semanas que ya intenté abordar el tema e hice algunos cambios menores. Pero no ha sido hasta ahora que me he puesto con ello en serio. 

*

Los cambios que he realizado en esta actualización son los siguientes:
  • Mejoras en el diseño
  • Adición de la lista de páginas bajo la cabecera (Hasta ahora sólo era accesible la página principal)
  • Adición del widget de Seguidores
  • Adición de una barra de búsqueda
  • Adición de mi perfil blogger


Por el momento, solamente he podido comprobar que todo funciona correctamente en el navegador Safari de iOS 11, no he probado con ningún móvil Android o Windows Phone, pero en teoría todo debería de funcionar correctamente.

Cualquier cosa extraña u opinión al respecto, no dudéis en contactar conmigo.

miércoles, 21 de junio de 2017

Traducción | La casa del bosque | Cuentos de Frisia Septentrional

Leyendas y cuentos de Frisia Septentrional es un libro publicado por la editorial Husum en 1988 como un recopilatorio de cuentos e historias de dicha región en alemán, bajo alemán y frisón.


*


Hoy os traigo la traducción del cuento número 104, «La casa del bosque» (Das Waldhaus).

A diferencia de las leyendas que aparecen en el libro, los cuentos, como podéis apreciar, son más largos. Aun así, son fáciles y ligeros de leer.

«La casa del bosque» es un cuento que, a lo que yo he interpretado, nos da a entender que no debemos de abusar de la suerte, de lo contrario, saldremos bastante escarmentados.

La manera en que la historia se desarrolla, me ha recordado bastante a uno de los Cuentos Checos (de Karel Jaromír-Erben y Bozena Nemcová). Aunque hace muchos años que los leí y ya ni tan solamente dispongo del libro en cuestión, recomiendo a cualquier persona que les eche un ojo, pues están muy bien y son muy originales.

Este cuento, como se especifica en el registro del libro, tiene su origen en el distrito de Südtondern (en danés, Sydtønder), la parte más norteña de Frisia Septentrional y que linda con Dinamarca.

Esta vez, me he tomado un poco más de libertad al traducir y me he permitido darle ese "toque de cuento" a la traducción. Pues, como es bastante común en los cuentos e historias de este tipo en Alemania del Norte, la narración suele ser muy directa y seca. Cosa que en alemán funciona, pero que en español queda un poco extraño. Como ejemplo, os traduzco literalmente las primeras líneas a continuación:

Hubo una vez un hombre que tenía tres hijos. Se llamaban Peter, Paul y Hans. Debieron hacerse al mundo y un año después, deberían volver a la casa de su padre. Éste vería cuál se había hecho más rico. 

Así que, para evitar una traducción así, he dado un poco de forma a la narración sin alterar el contenido:

Érase una vez un hombre. Éste tenía tres hijos, llamados Peter, Paul y Hans. Tuvieron que hacerse al mundo y, tras un año, volver con su padre. Lo que éste quería era ver quién de los tres conseguiría más riquezas. 

Lo que sí que he traducido tal cual, ha sido el final. Ese final, explicado de la manera en que lo está, es el más buen ejemplo del desenlace típico de un cuento alemán. 


*



104. La casa del bosque



Érase una vez un hombre. Éste tenía tres hijos, llamados Peter, Paul y Hans. Tuvieron que hacerse al mundo y, tras un año, volver con su padre. Lo que éste quería era ver quién de los tres conseguiría más riquezas.

Peter y Paul viajaron y viajaron y no se llevaron nada especial con tanto viaje. Hans, por otra parte, llegó a un bosque, en donde vio una luz. Se trataba de una casa en mitad del bosque y la luz provenía de su interior. Se acercó y observó por una ventana. Pudo ver tres pequeños cuencos con sopa sobre una mesa, y al lado de cada cuenco, una cuchara de plata. Entonces, decidió entrar a la casa. De cada cuenco, se tomó una cucharada a rebosar de sopa. Hans se propuso pasar la noche en aquella casa. Así pues, se escondió en un arcón que había en una habitación.

Cuando ya era medianoche, llegaron tres hombres a la casa. Primero se tomaron cada uno un bol de sopa y luego empezaron a hablar sobre lo que ocurría por el mundo.

—En la ciudad, allí han estado cavando durante años y todavía siguen sin encontrar agua—. Explicaba uno.
—Para eso me sé yo un buen consejo— dijo otro—. Justo en  medio de la plaza del mercado, ahí se encuentra una piedra con cuatro cantos. Tan pronto como ésta sea rota, empezará a emanar agua por doquier!
—Pero lo que sí que es triste— dijo otro, cambiando de tema— es lo de la hija del rey. La pobrecilla es ciega y ningún médico puede curarla. Y eso que el rey ha prometido mucho oro a aquel que sea capaz de devolverle la vista.
—Para eso me sé yo un buen consejo— dijo el mismo de antes—. En la escalera del desván, justo debajo del último escalón, se encuentra un mechón de pelo. Tan pronto como la hija del rey se frote con este mechón de pelo los ojos, podrá ver.

Después de tanto hablar, los tres hombres partieron de nuevo. Y Hans, escondido en el arcón, lo había escuchado todo. Así pues, por la mañana bien temprano, lo primero que hizo Hans fue salir a encontrar la ciudad, en donde no podían encontrar agua. No tardó mucho en dar con ella.
Nada más llegar, le preguntó a una mujer que había por la calle, si no le podrían dar un vaso de agua, pues se encontraba sediento.
—Lamentablemente no te podemos ofrecer— dijo la mujer—, ya que durante años hemos estado sin agua. Cavamos y cavamos y no encontramos aguas. Falta muy poco para que la gente se muera de sed.
—Bien pues— respondió Hans—, ¿qué estáis dispuestos a ofrecerme si os encuentro agua?
La gente del pueblo se ofreció a darle mucho oro a Hans si éste era capaz de encontrarles agua. Éste se dirigió a la plaza del mercado y, evidentemente, allí estaba la piedra con cuatro cantos. Así como la rompió, empezó a emanar agua en grandes cantidades. Tanta era el agua, que incluso corría por las calles de la ciudad. Hans obtuvo una gran cantidad de oro por su hazaña. Él estaba contento y la gente de la ciudad estaba feliz, pues ya tenían agua.

Así, Hans partió en búsqueda del rey, para ver si realmente sería capaz de curar a su hija. Cuando dio con el castillo, se presentó allí como oculista. Entonces preguntó que qué estaba dispuesto a dar el rey a aquel quien curase a su hija de la vista. A excepción de una gran parte de las riquezas reales, aquel que curase a la hija del rey podría quedarse con ella y ser el sucesor al trono.
No tardó en encontrar las escaleras al desván y pudo comprobar como, exactamente, debajo del último escalón se encontraba un mechón de pelo. Corrió con él en las manos hacia la hija del rey y se lo frotó en los ojos. E inmediatamente pudo ver la hija del rey. Así pues, Hans pudo casarse con la hija del rey y, como todavía tenía el oro que la gente de la ciudad le había dado, ya no era para nada pobre.

Pronto cumpliría un año ya, desde que Hans emprendió su viaje, y por eso él y su esposa viajaron juntos de vuelta a la casa de su padre. Viajaron en una calesa tirada por cuatro caballos. Cuando llegaron, Peter y Paul ya estaban allí, pero de la misma manera que cuando se fueron. Y así como Hans llegó con los cuatro caballos, como yerno del rey y con mucho oro, los demás no pudieron más que quedarse con la boca abierta.

Como es obvio, Hans tuvo que explicar todas las aventuras que había vivido. Y, en cuanto Peter y Paul escucharon sobre la casa del bosque, decidieron que irían a visitarla ellos también y a pasar la noche allí, como hizo su hermano.

Peter y Paul acabaron encontrando la casa en el bosque y en ésta que entraron sin dudarlo. Sobre la mesa, al igual que Hans había explicado, encontraron tres cuencos con sopa. Pero los dos hermanos eran tan comilones, que dejaron los cuencos vacíos. Acto seguido, encontraron el arcón del cual Hans les había hablado y allí que se escondieron.

A medianoche llegaron los tres hombres y, nada más entrar por la puerta, ya se dieron cuenta de que sus cuencos de sopa estaban vacíos.
—Ah— dijo uno—, alguien se nos ha comido la sopa... ¡Aquí debe de haber más gente!
—Y además— dijo otro— todas las cosas que hablamos el año pasado aquí, han sido llevadas a cabo por un desconocido!

Así pues, los hombres se pusieron a buscar por toda la casa. Como era de esperar, acabaron encontrando a Peter y a Paul en el arcón. Y los hombres les dieron una buena paliza hasta dejarlos muertos y después los echaron al bosque, a las bestias salvajes. 

*

jueves, 15 de junio de 2017

Reseña | Luces del Norte, de Philip Pullman


  Luces del Norte 

La Materia Oscura - Libro Primero
de Philip Pullman


«Y el tiempo llegará bajo el juicio.

No bajo la pasión»




El extraño y secreto aletiómetro que Lyra posee la obligará a emprender un increíble viaje que habrá de llevarla a las gélidas tierras árticas, 
donde reinan los clanes de las brujas y luchan los osos polares.

El destino que la aguarda puede tener consecuencias inconmensurables
 más allá de su propio mundo…





Lyra tan sólo tiene once años pero ya está marcada por el destino. Los niños de Oxford están desapareciendo, y se rumorea que lo mismo sucede en otros lugares.

Armada con su aletiómetro, un objeto único en el mundo que le permite adivinar aquello que nadie sabe, Lyra parte hacia el Polo Norte con un único propósito: salvar a los niños y averiguar que se oculta tras sus desapariciones. Pero descubrirá que el mundo donde vive es más complejo de lo que ella creía, y para cumplir con su destino deberá reunir todo su valor. Gracias a sus amigos, Lyra podrá enfrentarse a los peligros que la acechan.





Sobre el autor y su obra

Philip Pullman (Norwich, 1946) estudió en el Exeter College de Oxford, tras lo que comenzó a trabajar como profesor de enseñanza primaria. Ya entonces comenzó a escribir sus primeros relatos dedicados a la literatura infantil, así como varias piezas teatrales.

Tras la publicación de Galatea en 1978, decidió especializarse por fin en la novela infantil y juvenil mientras trabajaba para el Westminster College de Oxford. Su primer gran éxito le llegó en 1995 con la publicación de La brújula dorada, primera parte de una serie de gran éxito en todo el mundo y que fue llevada al cine.

A lo largo de su carrera, Pullman ha recibido numerosos premios, como la Carnegie Medal, el Premio Guardian de Literatura Infantil y Juvenil o el Memorial Astrid Lindgren. Es un colaborador habitual de varios medios de comunicación y ha destacado por sus firmes posiciones sobre temas como la libertad de pensamiento, los derechos civiles o el ateísmo.





Ficha del libro

Título: His Dark Materials : Northern Lights / The Subtle Knife / The Amber Spyglass
Autor: Philip Pullman
Introducción: Lucy Hughes-Hallett
Género: Novela / Fantástica / Aventuras / Juvenil
Editorial: Everyman's Library Special Edition
Encuadernación: Cartoné en tela con sobrecubierta y marcapáginas de tela
Páginas en total: 1144
Páginas Primer Libro: 337
Año: 2011
Primera edición: 1995 (Northern Lights) / 1997 (The Subtle Knife) / 2000 (The Amber Spyglass)
Idioma: Inglés
ISBN: 978-1841593425



(Tráiler de la adaptación cinematográfica del 2007)



Opinión personal 

Primero que todo, me gustaría hablar sobre la edición de este gran libro. Esta bella edición especial de Everyman's Library contiene los tres libros de la trilogía His Dark Materials. Incluye, además, una introducción por Lucy Hughes-Hallett y un prefacio escrito por el autor. Las ilustraciones de la cubierta, color plateado y dorado y con relieves, son simplemente magníficas y son de manos de Kate Baylay. También cabe mencionar el bajo precio del libro, que aunque parezca difícil de creer, solamente cuesta 15£ en el Reino Unido (a mí me costó 19'95€ en Holanda, desconozco su precio en otros países).

Ahora, en cuanto a Luces del Norte en sí. Luces del Norte (Northern Lights) es el primer libro de la famosa trilogía de Philip Pullman. También es conocido, en mayor medida, por el nombre de La Brújula Dorada (The Golden Compass), que es como fue llamado el libro en algunos países (como por ejemplo en Alemania) y también fue el título que le dieron a la adaptación cinematográfica (Si la habéis visto, decidme si me recomendáis verla!).

El mundo que Pullman nos presenta en este primer libro es uno muy similar al nuestro, pero un tanto diferente. En este mundo alterno, el poder está en manos del Magisterio (The Magisterium), también llamado la Iglesia (the Church), y este órgano no permitirá que nada amenace su poder. Debido esto, la historia ha transcurrido de distinta manera a la nuestra.

Uno de los aspectos que llama quizás más la atención al empezar a leer Luces del Norte es el hecho de que todos los humanos viven ligados a un animal. Dicho animal, llamado daimonion (dæmon), representa el alma del humano y no puede ser apartado de éste bajo ningún concepto. Los daimonion pueden cambiar de forma todas las veces que lo necesiten, pero al llegar el humano al cual están conectados a la pubertad, éstos deberán elegir su forma definitiva.

La historia comienza en Oxford, Inglaterra, en donde recientemente han estado desapareciendo niños por doquier. Sobretodo niños giptanos (Gyptians). Las desapariciones se le atribuyen a un grupo popularmente apodado como los Gobblers. Se rumorea que los Gobblers raptan a los niños para llevárselos al Norte, pero nadie sabe nada con exactitud.

En el Jordan College de Oxford encontramos a Lyra Belacqua, que un día se cuela en una sala en la cual presencia como el rector planea envenenar a Lord Asriel. Como es de esperar, Lyra avisa a Lord Asriel y éste consigue evitar ser envenenado, pudiendo así dar una charla a los licenciados sobre sus más reciente viaje al Norte. Les muestra a los chicos unas imágenes un tanto misteriosas que demuestran la existencia de un misterioso elemento llamado Polvo (Dust), así como la existencia de lo que parece ser un mundo alterno. Así pues, dejando a Lyra con la intriga de qué serán todas esas extrañas cosas, Lord Asriel vuelve al Norte al cabo de poco tiempo.

Un día, Roger, el amigo de Lyra, es secuestrado por los Gobblers. Lyra se propone ir a rescatarlo, pero para eso necesita ir al Norte de alguna forma. Casualmente, la Señorita Coulter aparecerá en la vida de Lyra y le propondrá adoptarla como su aprendiz y abandonar el Jordan College. Puesto que la Señorita Coulter insinúa visitar el Norte dentro de muy poco, Lyra aceptará la oferta, pero no tardará en darse cuenta de que no fue una muy sabia decisión... Eso sí, antes de irse del Jordan College, el rector le entregará a Lyra un misterioso objeto llamado el Aletiómetro (the Alethiometer), una especie de brújula dorada capaz de saber la verdad.

*

Aunque la trilogía de La Materia Oscura se promocione como novelas juveniles (usualmente comparada con Las Crónicas de Narnia, de C. S. Lewis), os aseguro que  no serán los más jóvenes quienes disfrutarán más leyendo Luces del Norte. Desde mi punto de vista, la complejidad de Luces del Norte, su universo, los temas que trata (la religión, la metafísica, los multiversos, la historia...), los personajes, etc. Todo esto hace que este libro sea perfecto para un público más bien adulto.

Uno de los temas más controversiales y el cual no puedo evitar mencionar al hablar sobre este libro es la crítica al catolicismo. En su día esto hizo mucho ruido debido a que en Luces del Norte, como ya he dicho antes, se nos muestra un mundo altamente similar al nuestro controlado por la todopoderosa Iglesia. Y Pullman no la deja muy bien, que digamos. Por una parte, podemos interpretar esta historia como un "qué pasaría si...", y no hay nada de malo en este punto de vista, aunque esto pueda crear una fuerte controversia. Pero por otra parte, no olvidemos que también podemos interpretarla como una simple novela de ficción y ya está. Ahí lo dejo.

El estilo de Pullman al escribir es muy suelto y ligero. Pese a la longitud de los capítulos, la lectura se hace bastante rápida. Los diálogos de los personajes están escritos de tal manera que representan de una manera muy fiel a la realidad. Así podemos encontrar, por ejemplo, tanto la pulida y perfecta manera de hablar de la Señorita Coulter, reflejando su alto estatus social, como la manera descuidada y repleta de errores gramaticales, típicos del habla coloquial, de los giptanos y de Lyra.

Los personajes de la novela son muchos y muy variados. Cada uno con su manera de pensar y su manera de ver las cosas, ya sea política o socialmente hablando. Pullman nos introduce muchos puntos de vista en todos los contextos posibles. Esto lo podemos ver claramente, nada más empezar la novela ya, en como contrastan las opiniones de Lyra y su daimonion, Pan, en donde la chica es más atrevida y suele actuar antes que pensar y el animal siempre está ahí con su lógica e intentando hacer que Lyra utilice más la cabeza. Un buen ejemplo de este contraste de ideas, que me gustó mucho, fue una escena al final de la primera parte del libro, en donde los giptanos se reúnen para planear su viaje al Norte y el rescate de los niños secuestrados. En dicha escena se nos muestra como el jefe, John Faa, explica sus planes a los giptanos, mientras que otras personas del pueblo le plantean preguntas bastante interesantes, cuyas respuestas son más interesantes aun (no quiero especificar mucho, pues no quiero haceros spoiler).

*

Resumiendo ya, Luces del Norte es una novela que recomiendo más bien a un público adulto debido a su complejidad. ¡Aunque por eso tampoco dudo que los más jóvenes dejen de disfrutarla!

Una gran trama, muchos personajes de lo más variopintos, un mundo similar al nuestro de lo más interesante y una manera de narrar del autor que engancha y hace de la lectura de este largo libro una lectura muy ligera. Sin lugar a dudas, Luces del Norte se ha convertido en una de mis novelas favoritas y me ha dejado con ansias de leer los dos siguientes libros. 


10/10


domingo, 11 de junio de 2017

Manga Review | Pocket Monsters Special XY (Vol. 1)


  Pokémon XY, 

by Hidenori Kusaka and Satoshi Yamamoto


"How are we supposed to catch them? 

They seem uncontrollable"





X, a boy who won a Pokémon Tournament as a child, has become depressed due to bad experiences with the paparazzi and the public speaking bad about him. Although his friends Y, Shauna, Tierno, and Trevor try to get him back to normal, he refuses to listen to them. 
Meanwhile, Team Flare is aiming to capture both X's Mega Ring and the Legendary Pokémon Xerneas and Yveltal to power their ultimate weapon.




Pocket Monsters Special XY is a manga or grapic novel based on the Pokémon XY games by Nintendo. The story's been written by Hidenori Kusaka and its illustrations are made by Satoshi Yamamoto.

This first volume inlcudes the first seven chapters in a total amount of 196 pages.





Technical details

Tittle: Pokémon X und Y: Bd. 1
Original tittle: ポケットモンスターXY
Story: Hidenori Kusaka
Illustrations: Satoshi Yamamoto
Publisher: Panini Manga
Release date: May 2015
Language: German
Original language: Japanese
ISBN: 978-3957982704





Review 

This story begins with a prodigy trainer named X who couldn't handle the pressure of fame - he was  often stalked and harassed by reporters and paparazzi, thus ending up isolating himself in his room an never coming out again. One day, his friends come by his house and try to convince him to go out. When they are about to give up and let X stay in his sacred bedroom, they hear an explosion somewhere near - it turns out, the mythological Pokémon Xerneas and Yveltal have been awaken and now they're fighting each other. Vaniville Town (Escissia in German) is being devastated  and our heros must leave as soon as possible but they come across with some strange dudes wearing orange - and no, we're not talking about prisoners, but the weird and mysterious Team Flare, who seem to be responsible for all the damages and now they're are after X's Mega-Ring.

When I started reading the first chapter, I found this X's background a pretty good idea and I thought it was a great start. But the way this idea of X's isolation was developed during the next chapters was just annoying, in my opinion. Ryhorn carrying X and X's... house? cave? mobile room? around was very stupid, I think. Plus, everytime a friend of X tried to socialize with him, he showed himself very rude and careless. Like, really mate, these are your friends and they're just trying to be friendly, what the frick are you doing? To be honest, X's personality just drove me mad sometimes and he was the only main character I didn't connect with.

About the other characters, I don't have that much to talk about. They're just fine and I got a really good impresison of them. Specially Shauna (Sannah in German), I really liked her determination and her personality in general. And I strongly think, she did not deserve it, when her Furfrou died. It was a so fricking cruel and cold blooded death! Like, why? WHY?

Besides that, the story itself was absorbing and awesome. Five kiddos who have to leave their hometown in order to not be caught by these criminals who are wearing horrible orange suits and... well, since their hometown's been comepletely destroyed and turned into almost dust. And the orange-suit-dudes are the only ones to blame, of course.

Talking about the art... well, the art is simply awesome. I loved the way the characters are drawn, the Pokémons are also super cool. Plus, the action scenes are remarkably well depicted!

All in all, its been a good read, I enjoyed it quite a lot although there were some downsides, like the development of one of the main characters and... well, the fact that it's super fast to read, when you finish you need more!


8/10

viernes, 9 de junio de 2017

Iniciativa | Let's blog in English

En el inicio de los tiempo, cuando empecé a escribir en este lugar, escribía entradas tanto en español como en alemán, pero algunas en inglés también. De hecho, al ser un sitio con tantas lenguas, los menús y títulos eran en su mayoría en inglés. 

A partir de la gran remodelación de la Estación del 24 (a mediados del 2016), cambié esto y el blog pasó a ser únicamente en español. 

El caso es que tengo la intención de volver a escribir entradas en inglés, pero no quiero confundir a nadie y que se piensen que el idioma del blog ha cambiado. Repito, se tratará sólo de algunas entradas. 

*

Y así es como he creado la iniciativa Let's blog in English o Blogueemos en inglés (¿Existe el verbo bloguear?), con el objetivo de que todo el mundo que quiera se pueda unir y se proponga escribir alguna que otra entrada en inglés en su blog cada equis tiempo. 

Puede ser una reseña de un libro, un Book Tag, una entrada sobre música, etc. En fin, mientras se escriba en inglés, puede ser sobre lo que os apetezca. El objetivo es practicar el inglés escrito (porque el leer en dicha lengua, ya sé que muchos lo hacéis).

Para uniros a la iniciativa, no hace falta que hagáis nada en especial, pero si queréis escribir una entrada hablando sobre que os unís, ayudaréis a difundirla entre más gente (¡y yo estaré encantado de pasarme por vuestra entrada!)

*

He diseñado distintos banners que podéis usar en vuestros blogs para que la gente pueda identificar que formáis parte de la iniciativa. Cada uno representando los núcleos angloparlantes más importantes: 


Banner con motivo a América


Banner con motivo al Reino Unido


Banner con motivo a Canadá


Banner con motivo a Australia


Banner con motivo a Irlanda


viernes, 2 de junio de 2017

Reseña | Sin Contar, de W.G. Sebald y Jan Peter Tripp


  Sin Contar,
de W.G. Sebald y Jan Peter Tripp


«Sin contar

queda la historia

de las caras

vueltas hacia otro lado»




«Sin contar» es una de esas joyas literarias y estéticas que todo editor sueña publicar. 
Se trata de un libro de miniaturas poéticas, o haikus, de W. G. Sebald con grabados del pintor alemán Jan Peter Tripp, amigo suyo desde la infancia.
 
La fuerza expresiva de los grabados de Tripp unida a la sencillez de los poemas hacen de este libro una obra fundamental para entender el universo personal de Max Sebald

Algunas de las miradas que encontramos en el libro son de Javier Marías, Borges, Proust, Samuel Beckett, Truman Capote o el propio Sebald.





«El proyecto de hacer un libro en común había nacido ya hacía algunos años; la finalidad que se exponía era que texto e imagen no se explicaran ni se ilustraran el uno al otro, sino que entablaran un diálogo en el que cada uno tuviera su propia resonancia. Hasta poco antes de su muerte, Sebald le fue enviando a su amigo en la Alsacia sus textos, de cuya composición definitiva se encargó Jan Peter Tripp él solo. Sin embargo, orden y rítmica se rinden al capricho estético que en última instancia proviene del material mismo. Ahora este poema de las miradas se ha convertido en un legado»






Sobre los autores y su obra

W. G. Sebald (Baviera, Alemania, 1944 – Norfolk, Reino Unido, 2001). Tras una corta estancia en Suiza, a los 21 años se instaló definitivamente en Inglaterra, donde ejerció la docencia universitaria y pasó el resto de su vida.

Autor de una obra excepcional, fue reconocido en poco más de un decenio, de manera que pasó de los círculos minoritarios a ser considerado como uno de los más sobresalientes escritores del cambio de siglo. El 14 de diciembre de 2001 fallece en un accidente de automóvil cuando se encontraba en su mayor plenitud y madurez creativa.

La obra de Sebald es muy diversa en cuanto a técnicas narrativas se refiere. Utiliza de forma ecléctica en sus novelas elementos prestados de las crónicas de viajes, de la narrativa, de las memorias, del reportaje, del ensayo... con el objetivo de presentar sus reflexiones acerca de la condición humana, la evolución de la cultura y la importancia de la memoria. Entre sus obras destacan Los emigrados y Austerlitz.



Jan Peter Tripp (Oberstdorf, Alemania, 1945). Estudió escultura en la «Akademie Stuttgart» y pintura en la «Akademie Wien». Las obras de sus primeros años muestran una clara influencia del surrealismo. Es conocido por su pintura hiperrealista, que ha sido elogiada por muchos escritores contemporáneos (entre otros el propio Sebald). En la actualidad vive y trabaja en Alsacia.




Ficha del libro

Título: Sin contar: 33 textos y 33 grabados
Título original: Unerzählt
Autor: W.G. Sebald
Ilustrador: Jan Peter Tripp
Género: Poesía
Editorial: Nórdica Libros
Encuadernación: Cartoné en tela con sobrecubierta
Páginas: 88
Año: 2007
Primera edición: 2003
Idioma: Español
Idioma original: Alemán
Traductor: M.ª Teresa Ruiz & Katja Wirth
ISBN: 978-84-935578-0-5






Opinión personal 

Las miradas de Rembrandt, Francis Bacon, Marcel Proust, Truman Capote, Juan Carlos Onetti o Krüger son solamente unas pocas de las que que podemos encontrar representadas en esta obra. Con los 33 grabados de Jan Peter Tripp y los 33 haikus de Sebald, este libro se convierte en una gran obra de arte.

Al no conocer este libro, yo pensaba que se trataba solamente de un libro de haikus acompañado de imágenes. Sin embargo, una vez lo abrí y empecé a leer los pequeños poemas y a observar esas imágenes hiperrealistas de todo tipo de miradas, fue inevitable no cogerle un especial afecto a este libro al instante.

En estos poemas, a pesar de su brevedad, se concentra una gran fuerza. El autor nos transmite sus inquietudes una manera muy directa. El que os dejo a continuación, a mi parecer, es un gran ejemplo:
Es
como si yaciera
frente a un cielo
bajo & respirara
por el ojo de una aguja
Además, por cada poema tenemos el grabado de una mirada. Los grabados complementan a los  pequeños poemas de una manera difícil de describir. Aquello que echemos en falta en el poema, lo encontraremos en el grabado y viceversa. Cada haiku es único y cada grabado, también.

Los grabados son tan realistas que incluso parecen simples fotografías en blanco y negro. La mayoría representan las miradas de gente bien conocida e incluso podemos encontrar uno que representa a Maurice (Morris), un perro. Las miradas de los autores, Sebald y Jan Peter Tripp, también aparecen.

Naturalmente, ha habido algunos poemas que me han gustado más que otros. Creo que me atrevería a decir que mi preferido es Sin contar, el poema que le da nombre al libro:
Sin contar
queda la historia
de las caras
vueltas hacia otro lado
Aunque el siguiente también me gustó mucho:
Por favor envíame
el abrigo marrón
de Rheingau
con el que antaño yo
daba mis caminatas nocturnas
Sobre las ilustraciones tengo muy poco a decir, pues todas son únicas e impresionantes. No hubo ninguna que no me gustara. Y sinceramente, creo que puedo decir, si tuviese que elegir entre los poemas de Sebald o las ilustraciones de Jan Peter Tripp, me quedaría con las ilustraciones sin pensármelo dos veces.

En resumen, Sin Contar es algo más que un libro. Es un pequeño tesoro, una obra de arte. Lo único negativo ha sido, sin lugar a dudas, que se tratase de una traducción y no del original en alemán. 

lunes, 29 de mayo de 2017

Traducción | Los hombrecillos de los candelabros | Leyendas de Frisia Septentrional

Leyendas y cuentos de Frisia Septentrional es un libro publicado por la editorial Husum en 1988 como un recopilatorio de cuentos e historias de dicha región en alemán, bajo alemán y frisón.


*


Hoy os traduzco la leyenda número 32, «Los hombrecillos de los candelabros», de la sección Apariciones.

«Los hombrecillos de los candelabros» (Die Leuchtermännchen) es una muy corta leyenda que habla sobre unos pequeños seres portadores de lo que vendrían a ser farolillos o pequeños candelabros. Suelen aparecer de noche y supuestamente tienen forma humanoide.


*


Al hablar de los hombrecillos de los candelabros, hablamos de avistamientos en zonas de la isla de Föhr.
Curiosa es la similitud de dichos hombrecillos con los Odderbaantjes (también llamados Odderbaanki, Unnerseke, Önnereske, entre otros nombres), quien también son famosos seres pertenecientes a la mitología de Alemania del Norte y que también habitan en la isla de Föhr.

Los Odderbaantjes u Odderbaanki, como se refieren a ellos en la isla de Föhr, son pequeños gnomos (Zwerge), y como tales, viven bajo tierra. Lo que hace especiales a estos gnomos es su naturaleza traviesa, que puede llegar a ser malvada. Les encanta hacer travesuras y engañar a la gente, se dice.

Antes de buscar información para escribir esta entrada, lo único que conocía sobre los Odderbaantjes era una antigua leyenda que me explicaron hace tiempo, que narraba cómo un hombre se hacía rico gracias a estos hombrecillos. Eso sí, se destacaba lo bordes que eran los seres.

Por esto, me atrevería a relacionar a los Odderbantjes con los Leprechauns irlandeses. Pero tomad esto con pinzas.


*


El origen de los hombrecillos de los candelabros puede ser atribuible tanto a los Odderbaantjes como a los Fuegos Fatuos.

Imagen alterada para parecer un Fuego Fatuo

Los Fuegos Fatuos (Irrlicht en alemán o Will-o'-the-Wisp en inglés) son extrañas llamas, usualmente de un color azulado, que aparecen sobre superficies de agua por la noche. Del mismo modo, los hombrecillos de los candelabros también aparecen en lugares con agua.

Vale la pena remarcar que, mientras en la mayoría de culturas, estos fuegos eran vistos como apariciones de muertos, en la cultura irlandesa y la danesa (entre otras del norte de Europa) se creía que éstos indicaban que bajo el lugar en donde aparecían, un tesoro podía ser encontrado.


*


En la actualidad, el término Leuchtermännchen se refiere a pequeños candelabros, normalmente de bronce, con forma humana. Desconozco cuál Leuchtermännchen dio nombre a cuál, pero sin duda podemos hablar de una clara relación entre la figura mitológica y el objeto.



*


Y bueno, ahora ya, pasemos a la corta traducción de la leyenda. 


*



32. Los hombrecillos de los candelabros



Los hombrecillos de los candelabros eran una especie de gnomos, similares a los Odderbaanki. Se paseaban principalmente de noche por valles y tierras bajas que habían sido cubiertas por el agua. Pero sobretodo aparecían por las poblaciones de Hedehusum y Witsum. En estos lugares es donde uno podía ver por la noche a los hombrecillos de los candelabros con sus enanos farolillos, como éstos se movían rápidamente por los campos y entre los céspedes. Nunca hicieron nada malo a nadie, pero uno prefería apartarse de su camino. 


*


miércoles, 24 de mayo de 2017

Novedades en la Estación | Nuevo rincón dedicado a la fotografía


Hace poco inauguré una nueva sección dedicada a la fotografía. El caso es que no me acababa de convencer la idea. Publicar entradas únicamente con fotografías, las cuales ya las había publicado con anterioridad en mi cuenta de Instagram, se me hacía un poco pesado. 

Yo quería una página en el mismo blog dedicada a las fotografías que tomo. Pero no sólo eso. Las quería en un mapa, porque también me gustan los mapas. Y pues eso es lo que he conseguido hacer. 

Si os dirigís al menú de arriba o al de a mano derecha, veréis la pestaña Fotografía. Ésta os llevará a una página en la cual encontraréis el mapa fotográfico y, justo debajo de éste, las últimas fotografías en forma de cuadrícula. 




La parte chula es que en el mapa podéis acercaros para ver los lugares exactos de donde tomé las fotografías. 




Pinchando sobre una imagen en cuestión, se abrirá una página nueva que os llevará a la imagen original en Instagram, en donde la podréis ver mejor. 

*

Por ahora, estas novedades aun no las he adaptado para la vista desde móvil del blog, pero no tardaré en implementarlo.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Reseña | Bettý, de Arnaldur Indriðason


  Bettý,
de Arnaldur Indriðason


«Ten cuidado con Bettý.

¿Te engañará a ti también?»




Desde mi celda pienso en ella, en Bettý, tan bella, tan libre...

Se me acercó en aquel congreso para decirme cuánto le había gustado mi conferencia.
¿Quién se habría resistido?
¿Y luego? ¿Qué pasó? No quería ese trabajo ni esa relación.
Debería haber detectado las señales de peligro.
Debería haber entendido mucho antes lo que pasaba.
Debería, debería, debería...

Recuerdo toda nuestra historia desde la primera mirada y descubro lamentablemente cómo mi culpabilidad parece indiscutible, pero sé que no soy culpable.





¿Podría alguien haberse negado a los deseos de una mujer como Bettý? Probablemente nadie podría haberse resistido a ella, nadie podría haberse negado a todas y cada una de sus proposiciones. Desde el momento en que aparece una mujer así en tu vida ya nada vuelve a ser igual. Con Bettý es inevitable caer en un universo de sensualidad, pasión y también perversidad como jamás nadie había soñado.

Si Bettý entra en tu vida, ya nada volverá a ser lo mismo. Ella es una mujer de una belleza única. Y también posee algo más. Una mujer de las que no se olvidan nunca, de las que saben lo que quieren y a las que no puedes responder con un no. Por una mujer como ella cualquiera podría llegar a cometer una locura.






Sobre el autor y su obra

Arnaldur Indriðason (Reykjavík, 1961) es historiador, periodista y escritor. Trabajó durante veinte años para Morgunbladid, el diario más importante de Islandia.

En 1997 publicó su primera novela, Hijos de polvo (Synir duftsins), la primera de la serie del Inspector Erlendur Sveinsson. Hasta el día de hoy, ha escrito 15 novelas pertenecientes a la serie del Inspector Erlendur y otras 5 novelas independientes. En 2006, su novela Las Marismas (Mýrin) fue llevada a la gran pantalla, a manos del director Baltasar Kormátur.

En 2013 escribió Pasaje de las Sombras (Skuggasund), novela que se llevó ese año el  VII Premio RBA de Novela Negra.

Arnaldur Indriðason
 fue ganador del VII Premio RBA de Novela Negra en 2013 con Pasaje de las sombras.



Ficha del libro

Título: Bettý
Título original: Bettý 
Autor: Arnaldur Indriðason
Género: Novela negra
Editorial: RBA
Tapa dura: Sí
Páginas: 231
Año: 2017
Primera edición: 2003
Idioma: Español
Idioma original: Islandés
Traductor: Fabio Teixidó
ISBN: 978-84-9056-772-2





Opinión personal 

Antes de dar mi opinión sobre el libro, debo aclarar que es muy difícil hablar sobre esta obra sin revelar detalles importantes de la trama. Por eso mismo, esta reseña será bastante breve y no entraré en detalles en respecto a los personajes y la trama. 

Empezaré diciendo que Bettý no es como las demás obras de Arnaldur. No lo digo ni para bien, ni para mal; simplemente es diferente. Bettý no la catalogaría dentro de la típica novela negra islandesa o nórdica, a la cual el autor nos tiene ya acostumbrados (Codex Regius es un caso a parte). Aunque curiosamente, al igual que con Codex Regius, el narrador en Bettý es en primera persona.

Bettý, como iba diciendo, no es la típica novela que nos esperaríamos de manos de Arnaldur. Ésta es, por así decirlo, más americana que islandesa. Aquí no nos topamos con la estructura de que hay un caso a resolver, se indaga sobre el pasado y volvemos al presente con unas respuestas. No, en Bettý es un tanto distinto. Continuamos teniendo ese paralelismo de historias, como es habitual con Arnaldur, pero esta vez es la misma persona quien narra ambos hilos. Además que, desde ya bien temprano en la novela, uno puede adivinar cómo acabará la historia. La gran diferencia aquí está en que en Bettý nos centramos más en el desarrollo de los personajes y su vida personal para entender a los personajes mismos y la situación en que todo acabará.

Y he aquí el punto en que Bettý se aleja de las demás obras del autor. En Bettý la historia se centra casi exclusivamente en entender a los personajes y lo que van viviendo. El final no importa, ya lo podemos predecir. Inconscientemente nos dejamos llevar por donde el autor quiere que vayamos. Y esta capacidad de Arnaldur para guiarnos, es lo que nos llevará, ya en la segunda mitad de la novela, a lo que algunos llamarán giro argumental. Yo prefiero llamarlo factor sorpresa, pues, después de todo no da un giro a la trama, sino que nos sorprende. Así de simple. Y es que se trata de esas sorpresas que te harán parar la lectura y querer volver a empezar a leer la novela desde el principio para poder ver de qué manera hemos podido caer en tal engaño.

Los principales temas que se tratan en Bettý son dos, la manipulación y el amor. También la moral y el sentimiento de culpa son temas recurrentes. Además, como es de costumbre en varias novelas de Arnaldur, en Bettý también está el factor violencia doméstica, aunque esta vez solamente sirve para darle aun más peso a la manipulación y el amor. Cuando hablamos del personaje de Bettý, hablamos de una femme fatale o mujer fatal, una mujer que utiliza sus encantos y la sexualidad para manipular y aprovecharse de los demás de una manera fría y despiadada.

La manipulación de Bettý, sus patrañas y mentiras, excusas y trampas, son tan reales que las vivimos con quien nos narra la historia. Y de igual modo también somos, en todo momento, conscientes de esa manipulación, aunque debido a los encantos de Bettý, veremos que no es tan fácil salir de sus redes.

Antes de acabar, me gustaría citar unas líneas del libro en las cuales se hace una clara referencia al libro El hombre del lago, del mismo autor. Tranquilos que no revelan nada de la trama.

«Creo que Lárus lo había llamado Sigurður. Cuando llegué, creo que estaban hablando de un tal Erlendur y el hallazgo de un esqueleto en el lago Kleifarvatn»

No le daría mucha importancia al dato, si no fuese que Bettý fue publicado originalmente en el año 2003 en Islandia (a pesar de que para los hispanohablantes haya tardado catorce años), mientras que El hombre del lago (bajo el título islandés Kleifarvatn) era publicado un año después, en 2004 (en tierras hispanas, en 2010). Un pequeño guiño del autor hacia su, por aquel entonces, próxima novela de la serie Erlendur Sveinsson.


Y bueno, para acabar solamente diré que Bettý es un gran libro. Con una historia que se aleja completamente de lo que son las novelas negras islandesas y un final previsible, pero con unos personajes inmejorables. Además de esa manera en que el autor nos mantiene engañados hasta la segunda mitad de la novela, para soltarnos la verdad y dejarnos completamente impactados. Un libro del cual yo, que no soy persona de cine, estaría totalmente encantado de ver una adaptación a la gran pantalla.


9'5/10




Información adicional 




Otras reseñas de obras de este autor en el blog